Cuando estuve buscando un nombre para las piezas especiales, la primera palabra que vino a mi mente fue “aeternum”, que significa “siempre” en latín. Y escogí ese nombre porque son objetos que esconden un mensaje destinado a perdurar para siempre, eternamente.

Un recuerdo o una invitación de boda, un bolso hecho con dos tapices de la abuela, un cuento especial que narra la historia de una niña especial… Son objetos hechos a medida que tienen en cuenta en todo momento el criterio del cliente y, sobretodo, el sentimiento que deben transmitir.

Si estas buscando algo especial, personalizado, diferente… pónte en contacto conmigo a través del correo electrónico info@erikaherraiz.com y cuéntame qué tienes en mente.

Tu pones la idea, yo la hago realidad.